“El bienestar y la felicidad en las empresas”, el nuevo paradigma

Los expertos en el tema, Lucas Carballo y Mariana Alonso, brindaron una charla en el Hotel Intercontinental, organizada por la Asociación de Ejecutivos de Mendoza.

El Hotel Intercontinental fue el escenario de una nueva charla organizada por la Asociación de Ejecutivos de Mendoza, específicamente por la Comisión de Jóvenes, en la que participaron unas 50 personas.

Lucas Carballo, director y fundador de la empresa Impronta Creativa Desarrollo Organizacional, y la empresaria Mariana Alonso, fueron los responsables de disertar sobre “El nuevo paradigma del bienestar y la felicidad en las empresas”.

Durante la charla, que se desarrolló en el salón Agrelo del hotel, los expositores estuvieron acompañados por el actor y director teatral Esteban Agnello, integrante de la empresa Impronta Creativa, quien dio comienzo al evento con actividades interactivas de las que participaron todos los concurrentes.

En el mundo, las organizaciones están en una búsqueda concreta y constante del bienestar de las personas, a través de la nueva generación de jóvenes profesionales con valores individuales, nuevos paradigmas grupales y nuevas expectativas laborales. Sobre este concepto, los disertantes brindaron un marco teórico que fue muy bien recibido por todos los participantes, luego de los diversos “juegos” que propuso Agnello.

¿Podemos trabajar en la felicidad organizacional en el contexto de crisis que atraviesan nuestras empresas y nuestro país? ¿Podemos en Mendoza ser líderes de este nuevo paradigma mundial? Esas fueron las preguntas que, a través de distintas teorías, respondieron  los expertos en Felicidad y Bienestar Organizacional (CHO), Lucas Carballo y Mariana Alonso, durante las casi tres horas que duró el evento.

Respecto de la charla, Lucas Carballo manifestó: “Fue una jornada hermosa, con ejecutivos y empresarios muy activos que aportaron con gran optimismo y compromiso sus experiencias y expectativas. Se puso de manifiesto que hay una necesidad compartida por todos de desarrollar nuevos modelos de negocios y nuevos formatos empresariales que tiendan a armonizar los intereses corporativos con nuestras aspiraciones de trascendencia como seres humanos y la inexorable necesidad de buscar la felicidad en todos los ámbitos de nuestras vidas”.

Y completó: “En este sentido, nuestras organizaciones, deben pensarse como empresas diferentes, transformándose en facilitadoras de contextos y que empiecen a cuestionarse como impactar positivamente no solo con su gente sino también, en lo económico, en lo social y en lo ambiental”.

« Volver